Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción

Navalperal de Pinares (Ávila)

NOTICIAS


 

CELEBRACIÓN DE LA FESTIVIDAD DEL SANTÍSIMO CRISTO DE LA INDULGENCIA (septiembre 2019)

 

             Altar mayor con la imagen del Cristo, fotografía de Ana Sánchez Alonso

 

Imágenes de Ana Sánchez Alonso y Teresa Elvira Herranz

 

Un año más nuestra parroquia de Navalperal de Pinares (Ávila), ha vuelto a demostrar la devoción por su patrón, el Santísimo Cristo de la Indulgencia, celebrada el pasado 14 de septiembre, festividad de la Exaltación de la Santa Cruz.

El día 5 de septiembre la imagen del Santísimo Cristo fue traslada en procesión a la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Durante nueve días nos preparamos, celebrando en ella la Santa Misa, la exposición al Santísimo y a continuación la novena en su honor, para culminar el día 14 con la Misa Solemne, procesión y subasta de banzos.

 

Imagen del Santísimo Cristo entrando en la iglesia

 

La Eucaristía tuvo lugar a las 12 de la mañana, fue presidida por don Juan Manuel Manjón párroco de Las Navas del Marqués y concelebrada con nuestro párroco don Hervé Plaza y don Óscar, sacerdote de la Obra de la Iglesia. Una vez terminada la Santa Misa se procedió al traslado en procesión con la imagen del Santísimo Cristo a su capilla, donde permanece durante todo el año.

 

      Celebración de la Santa Misa, fotografía de Teresa Elvira Herranz

 

La procesión del Santísimo Cristo, es uno de los actos religiosos más tradicionales que conforman la celebración de su fiesta. La imagen del Cristo salió acompañada de los acordes de la banda municipal de música, los sacerdotes, autoridades y los feligreses haciendo dos filas para recorrer las calles del pueblo.

El agua hizo acto de presencia en los minutos previos al inicio de la procesión y quitó protagonismo a gran parte de los actos, obligó a proteger la imagen del Cristo con un plástico y recortar el recorrido, deslució la procesión e hizo que aparecieran multitud de paraguas.

 

    

                                                             Fotografías: Carmen Clara del Val de Aguilar

 

No se pudo llevar a cabo el tradicional baile de la jota delante de la imagen del Cristo en la plaza del Ayuntamiento, como viendo siendo habitual por un grupo de personas ataviadas con el traje regional que bailan la jota en su honor.

El nuevo arco floral fue una perfecta decoración para darle la bienvenida a su capilla y realizar la subasta de banzos y lazos, conjuntamente con el tradicional tapiz que en vísperas de su festividad fue especial y emotiva su ofrenda.

 

En vísperas de su festividad fue especial y emotiva la ofrenda floral en el tradicional tapiz.

Fotografía de Teresa Elvira Herranz

 

Siguieron con interés las autoridades y feligreses de la localidad la subasta de banzos y lazos que tradicionalmente se celebra tras la procesión y que este año se llevó a cabo con la imagen del Cristo en el interior del pórtico de su capilla.

   Imagen del Cristo acompañado por los sacerdotes y feligreses

durante la subasta de banzos, fotografía de Diana Poveda del Pozo

 

Un precioso marco para la subasta de banzos dirigida por don José Iglesias, a continuación unas palabras del sacerdote, agradeciéndonos de nuevo a todas las personas que habíamos vivido con devoción estas fiestas, ayudando de diversas maneras con entusiasmo e ilusión.

Tuvo presente a cada uno de los mayores y enfermos que no han podido participar en los actos religiosos, junto con los fieles fallecidos que fueron recordados en la Eucaristía posterior a la fiesta patronal, dándonos la bendición, y con la interpretación emocionada del himno por parte de la banda municipal, nos despedimos del Santísimo Cristo hasta el próximo año.
 

Imágenes de Ana Sánchez Alonso, Carmen Clara del Val de Aguilar y Diana Poveda del Pozo

 

 

¡Viva el Santísimo Cristo de la Indulgencia!

 

 

                                                             

DESCUBRIMIENTO Y RECUPERACIÓN DE LA SANTA CRUZ

 

Imagen del lugar donde Jesús fue condenado a muerte - Jerusalén

Peregrinación a Tierra Santa - mayo 2013

 

 

La costumbre de venerar la Santa Cruz se remonta a las primeras épocas del cristianismo en Jerusalén.

Hacia el año 320 la Emperatriz Elena de Constantinopla encontró la Vera Cruz, la cruz en que murió Nuestro Señor Jesucristo. La Emperatriz y su hijo Constantino hicieron construir en el sitio del descubrimiento la Basílica del Santo Sepulcro, en el que guardaron la reliquia.

Le pusieron por nombre la basílica de la “Resurrección”. La consagraron el 14 de septiembre. Como consecuencia, este día se eligió para celebrar la fiesta que se llama la “Exaltación de la preciosa y vivificadora Cruz”.

La Iglesia, celebra en el día de la fiesta de la exaltación de la Santa Cruz, la veneración a las reliquias de la Cruz de Cristo en Jerusalén, tras ser recuperada de manos de los persas por el emperador Heráclito.

Nosotros recordamos con mucho cariño y veneración la Santa Cruz porque en ella murió nuestro Redentor Jesucristo, y con las cinco heridas que allí padeció pagó Cristo nuestras inmensas deudas con Dios y nos consiguió la salvación.
Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz, que al día siguiente de la dedicación de la basílica de la Resurrección, erigida sobre el Sepulcro de Cristo, es ensalzada y venerada como trofeo pascual de su victoria y signo que aparecerá en el cielo, anunciando a todos la segunda venida (elog. del Martirologio Romano).

 

Imagen de la Basílica de la Resurrección en Jerusalén

Peregrinación a Tierra Santa - mayo 2013

 

 

Nos recuerda el Amor Divino

"Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único para que todo el que crea en Él no perezca sino que tenga vida eterna". (Jn 3, 16).
Pero ¿cómo lo entregó? ¿No fue acaso en la cruz?

La cruz es el recuerdo de tanto amor del Padre hacia nosotros y del amor mayor de Cristo, quien dio la vida por sus amigos (Jn 15, 13).

 

 

 

 

 


© Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción 2019